D.O.S.E, los Neurotransmisores de la Felicidad

La pandemia de enfermedad por coronavirus (COVID-19) ha generado un impacto a nivel mundial indescriptible. Todos hemos sido afectados, de una u otra manera, en varios ámbitos de nuestras vidas. Cada persona, según su singularidad, ha podido aprender nuevas lecciones ante sus propias dificultades.

Una de las grandes lecciones, transversal a todas las personas (independiente de su nacionalidad), ha sido la importancia que se debe dar a la salud integral, pues esta pandemia nos ha dejado en evidencia que, sin salud física, mental, emocional y social, nos es más difícil sobrellevar cualquier adversidad.

A continuación, les comparto 10 tips para facilitar la producción en nuestro cuerpo de dopamina, oxitocina, serotonina y endorfina, así como la sensación de bienestar y felicidad, imprescindibles para enfrentar estos momentos:

1. Dedícate diariamente a transformar tu casa en un hogar acogedor. Regala tiempo en familia y con buenos amigos. Aprendan a mirarse los unos a los otros, compartiendo sus dolores y sentimientos más profundos (escuchándose atentamente, para comprenderse y no para juzgarse y/o criticarse). Abrácense y compartan tiempos de calidad. Simples gestos y acciones que ayudarán a tu cuerpo a producir oxitocina, un neurotransmisor conocido como “hormona del amor”. Es un ansiolítico natural, que ayuda a bajar los niveles de Cortisol en la sangre, disminuyendo de esta manera el estrés y evitando así la llegada del Síndrome del Burnout (mencionado en el Newsletter de Julio). A su vez, la oxitocina, nos ayuda a generar sentimientos de seguridad y confianza (en uno mismo y en los demás). Ayuda a bajar la presión arterial y disminuir los miedos; también aumenta la generosidad, empatía e integración social; y claro, como muchos ya lo saben, facilita el parto y la lactancia.

2. Quítate los zapatos y sal a caminar sobre el pasto. Abraza un árbol, observa la naturaleza y contémplala (sus colores, diferentes texturas y sonidos). Esto te brindará una sensación inigualable de paz y felicidad, gracias a la serotonina que se producirá en tu cuerpo. Este neurotransmisor favorece la autoestima y la digestión; genera calma, tranquilidad y bienestar; a su vez regula el humor y el sueño, ya que ayuda a producir melatonina.

3. Cuida a tu cuerpo, alimentándote sano. Olvídate de las comidas sin nutrientes (“chatarra”) y reemplázalas por alimentos que te aportan vitaminas y minerales, tales como: plátano, palta, manzana, semillas, frutos secos, pescados, huevos, cúrcuma, curry, entre otros. Tales alimentos facilitan la producción tanto de serotonina, como de dopamina, dos neurotransmisores responsables por brindarte una sensación de felicidad y bienestar. La dopamina además, nos ayuda a regular el humor, el sueño y el apetito; también nos proporciona habilidades para tomar decisiones, y nos ayuda a resolver los problemas de la vida cotidiana, y por sobre todo nos ayuda a la memoria, atención, concentración y aprendizaje, es decir, a los procesos cognitivos; pero también, a desarrollar un sano control de nuestros impulsos, proporcionando un equilibrado dominio propio.

4. Escucha tu música favorita y, si sabes tocar un instrumento, hazlo siempre que puedas. Canta, baila y, recuerda encontrar motivos para reírte a diario. Busca mirar el “vaso medio lleno” y los motivos por los cuales sientes gratitud en esta vida.

5. Mueve tu cuerpo siempre que puedas. Baila y/o haz tu deporte favorito. Dedica 45 minutos de tu día para estas actividades, aunque sea una simple caminata. Tu cuerpo secretará endorfina, un neurotransmisor caracterizado por ser un calmante y analgésico natural, permitiendo con esto disminuir los dolores físicos y también emocionales. También nos ayuda a generar energía física y psíquica y mejora el sistema inmunológico.

6. Cuida tu tiempo de uso en pantallas, pues está comprobado que el exceso del uso de las mismas podría, dejarte más irritable, con problemas para concentrarte y aprender, así como con problemas para conciliar el sueño, impidiendo que tu mente y cuerpo descansen como lo necesitan. Pero no solo cuida este vicio, sino que todos los demás. Cualquier vicio además de generar un exceso de dopamina (no saludable) al cuerpo, también lo estresa, dado que para sopesar esta sobre producción de dopamina, el cuerpo genera altos índices de cortisol, una hormona que cuando producida en exceso, genera daños físicos y mentales, yendo en desmedro de nuestra salud integral.

7. Es favorable también para la sana producción de dopamina, que logres planificar tu día, así como cumplir con tus metas propuestas. Pero te recuerdo que no te sobre exijas demasiado, estableciendo metas realistas.

8. Busca el autoconocimiento a diario, reflexiona, ora, medita, busca espacios para estar en silencio, porque de esta manera lograrás escuchar tu voz interior con más facilidad. Desarróllate como persona, supérate (sin comparaciones), potencia tus virtudes y habilidades, permitiéndote siempre ser la mejor versión de ti mismo a cada instante.

9. Ten presente, todo lo que das, vuelve. Todo es causa y efecto, todo lo que piensas, sientes, dices y haces, trae consecuencias a tu vida. El amor y el respeto deben estar siempre presentes en tu día.

10. Todos somos el resultado de lo que comemos, pensamos, sentimos, decimos y hacemos. ¡El autocuidado es imprescindible en tiempos difíciles!

Ser consciente, diariamente, de nosotros mismos y de los demás, de la importancia de todo lo dicho en estos 10 tips, sin duda permitirá brindarte no sólo salud integral, felicidad y bienestar; sino que también paz interior y plenitud.

Para finalizar, no olvides nutrir tus relaciones más cercanas, con amor, cuidado y respeto, rodéate de personas sanas y aléjate de las personas tóxicas (envidiosas, cizañeras, maltratadoras, egoístas, narcisistas, etc.).

Atesora estas palabras e intenta seguirlas, pues les doy fe, desde mi práctica personal, que si funcionan, cuando lo aplicamos todo lo dicho con consciencia.

Cibele Passos Zuchelo

Psicóloga clínica y escritora

cibelepassostfp@gmail.com

Instagram: @cibelepassoszuchelo

× ¿Cómo puedo ayudarte?